deporte niños

El deporte en los niños

Como bien sabéis, practicar deporte es algo beneficioso para el cuerpo humano independientemente de cuál sea tu edad. Es por eso, que la mejor manera de coger un hábito saludable, es hacerlo desde pequeño. Desde Demifarma recomendamos a todas las familias practicar deporte con sus hijos para así fomentar la actividad física como algo bueno y habitual.

¡Convertir el deporte en algo cotidiano es la mejor forma de introducir el deporte a un niño.!

La realización de deporte está estrechamente relacionada con el estado mental de una persona. Normalmente, aquellas personas que realizan deporte, están de buen humor, tienen muy buenas capacidades cognitivas y por norma general son personas despiertas y activas.

La infancia, es una edad donde el cerebro del niño va a una velocidad muy rápida. Es por eso, que el practicar deporte ayudará al mismo a concentrarse, a no ser tan impulsivo y a desarrollar la capacidad del esfuerzo. Además, con ello también trabajan la memoria y la plasticidad cerebral.

Un niño que practica deporte, además de presentar beneficios físicos también presenta muchos beneficios mentales. Muchos centros escolares afirman que todos aquellos alumnos que practican deporte de forma asidua tienden a tener un mejor rendimiento escolar respecto a aquellos niños que llevan una vida totalmente sedentaria. Además, el deporte ayuda a los niños a trabajar en grupo y tener una disciplina personal.

¿Qué deporte tiene que practicar un niño?

El deporte en sí es indiferente. Todo deporte conlleva un beneficio directo para el niño. Es importante también, que el niño practique algún deporte que le guste. La motivación, la superación personal y la competitividad, son realidades que trabajaran en cualquier deporte. Así que, dejemos escoger a los más pequeños que deporte hacer.

El deporte = vida saludable

Para que un niño siga una vida saludable, es fundamental que tenga una buena instrucción desde pequeño. Los hábitos y aquello que haga será lo que el niño será en un futuro. Así que, invertir en la educación de un niño en estos aspectos, es garantizarle una salud física y mental en su vida.

 

Comentarios